martes, septiembre 22, 2009

YA




Autor: V.Van Gogh












Ya los yermos color ocre lo cubren todo
una alfombra de sangre me conduce a ella

El estalactítico y gélido silencio
cae sobre la taza,
las ventanas, las sábanas y
los mil santos en su repisa.

Sus manos, su sonrisa y sus párpados están quietos
todo está más estático que antes,
excepto el rodaje de recuerdos
y el hambre.

Aún estoy viva,
como, río, río, lloro
y muero un poco con ella.

Ya su dolor no grita,
ya su miedo no huele,
ya sus palabras están mudas

y muero un poco con ella...


Carmen Elena Ochoa

5 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Y yo muero un poco al leerlo.

Besos.

Ophir Alviárez dijo...

Morir a veces no es una opción aunque lo parezca.

Fuertes las imágenes y el sentimiento.

Un abrazo por sia,

Ophir

Vulcano dijo...

Precioso,
los colores y la vida de
las imágenes
precioso poderlo compartir

beso,

Vulcano.

La Gata Insomne dijo...

Tocaya qué manera tienes de decir a tiempo

como dice Toro morimos contigo
mientras tú te vas con ella

seguro que en alguna montaña de por allá está leyendo estas hermosa palabras

un abrazo

ingelmo dijo...

Precioso poema con gélidas imágenes que transmiten al léctor sensaciones propias, únicas, fruto de la experiencia vital de cada uno.