martes, octubre 28, 2008

Naufragio








Foto:Carmen E. Ochoa

Naufrago en la turbulencia

de mis emociones

porque todos los caminos

se convirtieron en agua.


El casi extinto fuego

de mi cuerpo

es solo un recuerdo

que juguetea

con el vaivén

de las olas.


Hay esperanza...


Carmen Elena Ochoa

7 comentarios:

MentesSueltas dijo...

Hola Mandragora, paso a dejar un abrazo y agradecer tu visita.

MentesSueltas

cacho de pan dijo...

no sólo hay esperanza: allí estás tú, llena de vida.

La Gata Insomne dijo...

para un naúfrago la esperanza es todo!!

Vulcano dijo...

Recuerdo que el náufrago puede hablar hasta con personajes que crea la locura, y casi siempre ese conversación trata de la esperanza del rescate de esa cordura que se ha perdido y teme no recobrarla nunca.

Besos desde el corazón de fuego dorado,

Vulcano.

ADMD dijo...

Algunas veces es mejor aprender a bien flotar que esperar una orilla cercana.

Cuando logras acariciar la superficie con destreza te das cuenta que existe un cielo hermoso que te habías perdido en el desespero de llegar y que hay un fondo marino lleno de ricas imágenes. Al final el tiempo, siempre efímero, se pierde y cuando menos lo esperas la orilla aparece ante tus ojos… pero esta vez hay una diferencia: ya no te importa tanto posarte en ella.

ENTONCES… EN ESE INSTANTE TE DAS CUENTA DE QUE ERES REALMENTE LIBRE.

Me encanto tu poema.

Un gran abrazo.

Aramakao dijo...

TIENE RAZON LA GATA
UN FUERTE ABRAZO

10 COLORADO dijo...

Muy bello tu blog!!!!

Gracias!!!